Curiosidades de Navaridas

navaridas_rioja

Los países europeos contamos con grandes y magnánimas capitales, dignas de las más esmeradas visitas. Sin embargo, Europa cuenta con una gran historia, y buena parte de ella no está en las grandes ciudades sino alejada hacia lo inhóspito, en la ruralidad más absoluta.

España no es una excepción. La nación ibérica cuenta con una amplia tradición campesina que ha hecho posible en buena medida la potencia que es hoy. Es posible contemplar un excelente ejemplo de esa herencia rural en el poblado de Navaridas, al norte del país, en la provincia de Álava, País Vasco.

En la España profunda

Su población, que ronda las 200 personas, está enclavada en mitad de la nada. Sin embargo, cuenta con atractivos turísticos muy curiosos que son dignos de parar y visitar, en especial para quien busque un contacto genuino con la población española.

Una de las cuestiones más atractivas es la zona arqueológica del Alto de Castejón. En ella reposan los restos de un antiquísimo poblado de la Edad del Hierro. Las dimensiones del asentamiento se estiman en las 16 hectáreas, por lo que abundan los restos arqueológicos.

Este interés natural se ve aunado a los esfuerzos de arqueólogos, historiadores, topógrafos, dibujantes, geólogos, geógrafos y arquitectos por permitir la recreación certera de la vida humana en ese entonces.

Vinos y fiestas

El poblado es conocido por desempeñar actividades vinícolas, siendo el clima de esta región de España (una de sus más septentrionales) propicio para la siembra de parras. Asimismo es conocida por su curiosa “fiesta de las Mañas”, una celebración en la que los habitantes del pueblo lo recorren con antorchas que finaliza en una gran hoguera.

La fiesta se realiza cada 8 de diciembre y va acompañada por diversas manifestaciones culturales únicas, como la danza y el teatro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.