Los poderes de La nuez

La nuez es un fruto seco que procede de la semilla que cobija el fruto maduro del nogal, se pueden localizar variedades españolas, francesa y americanas
Composición y propiedades:
Altos niveles de polifenoles, compuestos químicos antioxidantes que asisten a prevenir daños celulares.
Un consumo elevado de comestibles ricos en polifenoles propios de la cultura y la dieta mediterránea se asocia con una mejor puntuación en pruebas de memoria y en la función cognitiva global en personas ancianas con factores de peligro cardiovascular conforme los resultados de una investigación del Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), el mayor ensayo de intervención nutricional con dieta mediterránea para la prevención de enfermedades cardiovasculares y otras nosologías usuales en personas de alto peligro.Las nueces son ricas en componentes señalados por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Estos comestibles ricos en antioxidantes propios de la dieta mediterránea podrían contrarrestar el declive cognitivo asociado a la edad.
Ácidos grasos poliinsaturados del tipo omega tres con función antiinflamatoria que no fabrica nuestro cuerpo.
La acción de estos ácidos grasos se centra en que reduce el nivel de colesterol total en la sangre y reduce la viscosidad de la sangre, reduciendo de esta manera el peligro de trombosis. La nuez es el fruto seco que mayor cantidad de grasa omega tres concentra en el mercado, semejante al pescado azul. Más de las 3/5 unas partes de su peso corresponden a la grase y esto causa que su contenido calorífico sea muy elevado. Prácticamente ciento ochenta calorías son las que aportan treinta gramos de nueces. Si por cualquier motivo el consumo de nueces es excesivo un día concretamente, se puede compensar dicha cantidad en los próximos días.
Vitaminas B1, B2, B6, vitamina liposoluble E y niacina.
La nuez es buena fuente en todo este conjunto de vitaminas. Únicamente el germen de trigo y algunos pescados como la sardina o bien el salmón igualan o bien superan a la nuez en vitamina b6. Resalta su contenido en vitamina liposoluble de tipo E, esencial antioxidante que previene frente al envejecimiento y determinados géneros de cánceres y enfermedades cardiovasculares. No obstante, es parcialmente pobre en vitaminas A y C.
Las nueces son ricas en fósforo, potasio y magnesio, así como en otros minerales que el organismo precisa en pequeña cantidad, mas que desempeñan funciones fundamentales, como es el caso del zinc, cobre y manganeso.
Mejora el humor y también acrecienta los niveles de serotonina.

La serotonina mejora la transmisión de señales inquietas, reduce la sensación de apetito, reduce la concentración de substancias relacionadas con la inflamación, combate la obesidad abdominal y la hipertensión, mejor la salud cardiaca y nos pone de buen humor. Una investigación de la Universidad de Barna publicado en Journal of Proteome Research anota que las personas con síndrome metabólico que incorporan a su dieta nueces y almendras experimentan, en un plazo de doce semanas, un incremento esencial de los niveles de serotonina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.